5 remedios naturales para tratar la esofagitis

5 remedios naturales para tratar la esofagitis

Aunque estos remedios pueden ayudarnos a aliviar los síntomas de la esofagitis de manera puntual, si estos se mantienen en el tiempo deberemos acudir al especialista para obtener un diagnóstico

La esofagitis es un trastorno inflamatorio que produce lesiones en los tejidos del esófago, tubo digestivo por el que se transporta la comida desde la boca hacia el estómago.

Se produce por el retorno de los jugos ácidos hacia la parte superior, casi siempre por un debilitamiento de la válvula muscular esofágica que regula el paso de estos fluidos.

Quienes lo padecen experimentan dolor en la parte superior del abdomen, descrito como un ardor o sensación de presión. Además, causa exceso de acidez, reflujo y dificultades para tragar.

Su tratamiento depende de la causa y nivel de gravedad, puesto que muchas veces se complica y requiere la intervención de un profesional.

No obstante, cuando es leve, sus síntomas se pueden frenar con algunos ingredientes medicinales que se preparan en remedios caseros.

¿Te aqueja este problema? Descubre sus principales causas y varios tratamientos alternativos.

Causas comunes de la esofagitis

La mayoría de los casos de esofagitis se producen por los efectos del reflujo gastroesofágico.

Este líquido ácido sube desde el estómago hacia el esófago, causando irritación en sus tejidos. Los factores que inciden en su desarrollo incluyen:

  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas y cigarrillo
  • Consumo prolongado de medicamentos
  • Comidas copiosas e irritantes
  • Sobrepeso y obesidad
  • Vómitos repetitivos
  • Hernia de hiato
  • Cirugía o radiación en el tórax

Asimismo, entre sus causas encontramos la concentración alta de glóbulos blancos en el esófago, denominada esofagitis eosinofílica. Esta, por lo general, ocurre por reacciones alérgicas.

También hay un tipo de esofagitis infecciosa, producida por el ataque de virus, bacterias o parásitos en los tejidos de este órgano.

Síntomas de la esofagitis

Los síntomas de la esofagitis pueden variar en cada paciente,dependiendo del daño que sufre el tejido del esófago. A menudo, las manifestaciones clínicas incluyen:

  • Dolor en la boca del estómago
  • Dolor en el pecho
  • Náuseas y vómitos
  • Tos persistente
  • Eructos repetitivos
  • Pérdida de apetito
  • Dificultades para deglutir los alimentos

Complicaciones

  • Cicatrización o estrechamiento del esófago
  • Desgarramiento del tejido que cubre el esófago
  • Esófago de Barrett, una condición que produce cambios en las células del esófago, y que aumenta el riesgo de cáncer

Remedios naturales para controlar la esofagitis

Para un control adecuado de la esofagitis es importante seguir las recomendaciones médicas. Sin embargo, se pueden tener en cuenta algunos remedios naturales complementarios que promueven la sensación de alivio.

1. Jugo de aloe vera

El gel contenido en la planta de aloe vera contiene vitamina B, mucílagos y aminoácidos esenciales que ayudan a reducir la irritación en el esófago y tracto digestivo.

Su consumo controla el exceso de producción de jugos ácidos y protege la mucosa gástrica contra la irritación que le produce úlceras.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de gel de aloe vera (75 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en la licuadora y procésalos hasta obtener una bebida homogénea.

Modo de consumo

  • Consume el remedio una vez al día, hasta notar una mejoría.

2. Infusión de regaliz

Conocido como un antiácido natural, el regaliz puede controlar las principales molestias causadas por la esofagitis. Sus compuestos calman el ardor abdominal y frenan el retorno de contenido ácido.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de regaliz (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Agrega la raíz de regaliz en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida.
  • Espera que repose 10 minutos, cuélala y endúlzala con una cucharada de miel.

Modo de consumo

  • Toma la infusión cuando sientas acidez o dolor estomacal.
  • Repite su consumo 2 veces al día.

3. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato es uno de los mejores productos contra la esofagitis. Es antiácido, restablece el pH del estómago y reduce la sensación de quemazón en la garganta.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio (2 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Diluye el bicarbonato de sodio en media taza de agua.

Modo de consumo

  • Bebe el remedio cuando sientas síntomas de esofagitis.
  • Tómalo 2 veces al día.

4. Infusión de malvavisco

Este remedio digestivo protege la mucosa gástrica contra la acidez y disminuye la irritación del esófago para aliviar el dolor que causa la esofagitis.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de malvavisco (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega una cucharadita de malvavisco en una taza de agua hirviendo.
  • Deja reposar la bebida 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Toma la infusión 2 veces al día, hasta sentir una mejoría.

5. Infusión de manzanilla

Sus propiedades neutralizan el pH del estómago y frenan el reflujo ácido. Es ideal para reducir el ardor en el esófago y la sensación de ardor abdominal.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de manzanilla (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Sumerge la manzanilla en una taza de agua hirviendo y deja reposar la bebida 10 minutos.

Modo de consumo

  • Cuela la infusión y consúmela 2 o 3 veces al día.

¿Te diagnosticaron esofagitis? ¿Presentas algunos de sus síntomas? Elige alguno de estos remedios naturales y combátela para no sufrir otras complicaciones.

5 (100%) 1 vote

Comentarios

comentarios

Categories: Salud