Bitcoin para principiantes, ¿de qué se trata?

Bitcoin para principiantes, ¿de qué se trata?

El nacimiento de las llamadas criptomonedas y en especial del Bitcoin, ha revolucionado el mundo de las finanzas produciendo un sinnúmero de debates y discusiones en relación a la naturaleza del fenómeno, su alcance y sus efectos. Como activos financieros han sido por lejos las que mejor rendimiento han tenido en el último año, mientras los grandes bancos e inversores del mundo ya dedican millones a la investigación y desarrollo del Blockchain, el corpus tecnológico que sustenta al nuevo fenómeno monetario ¿Una burbuja? ¿Un nuevo paradigma? ¿Una revolución financiera?

 

Centro de Estudios Sociales y Culturales Azucena Villaflor

Bitcoin como todo concepto vanguardista, encuentra grandes resistencias en su aceptación, en este caso, entre las instituciones reguladoras de la actividad económica mundial. Durante el próximo congreso del G-20, a desarrollarse en Argentina el 19 y 20 de marzo, será uno de los tópicos a discutir por los líderes del mundo, ¿de que se trata realmente?

En adelante se intentará hacer una primera aproximación, al nuevo fenómeno, que pese a su complejidad, no deja de expandirse a lo largo y ancho del mundo.

Bitcoin es un conjunto de conceptos y tecnologías que conforman un ecosistema de dinero digital, que permite el almacenamiento y transmisión de valor entre los participantes de la red, sin la necesidad de intermediarios, mediante la utilización de unidades monetarias llamadas bitcoins, las cuales pueden intercambiarse a través de internet. Es decir, que Bitcoin es mucho más que una simple moneda, es simultáneamente una unidad de cuenta, un desarrollo tecnológico y un sistema de intercambios que permite realizar transacciones de valor de manera equivalente al dinero físico.

Sistema de intercambios

Los bitcoins (btc) no son más que información almacenada, dicho en términos informáticos, bytes.

Tales bytes -almacenados con una seguridad informática de altísimo nivel-, por su característica central de poder ser transferidos con una función equivalente al dinero, obtienen un valor de mercado según su oferta y demanda, por lo que su valor es variable. Su novedad en el mercado mundial lo ha llevado a un crecimiento porcentual gigantesco, en poco menos de nueve años su valor ha crecido de 0,05US$ a aproximadamente US$10 mil en la actualidad.

Los usuarios pueden transferir bitcoins a través de la red para hacer prácticamente cualquier cosa realizable con monedas convencionales, incluyendo comprar y vender bienes, enviar dinero a personas y organizaciones, o extender créditos. Su lógica de circulación es similar a la de una casilla de correos electrónicos, cada usuario tiene una dirección determinada y la transferencia de dinero no es otra cosa que transmisión de bytes entre dos ordenadores o teléfonos inteligentes, al igual que cuando se envía o recibe un e-mail. El interfaz específico para su uso recibe el nombre de wallet o billetera virtual.

 

Centro de Estudios Sociales y Culturales Azucena Villaflor

 

Los btcs además pueden comprarse, venderse e intercambiarse por otras monedas en casas de cambio especializadas, sitios web o simplemente con otras personas.

En Argentina ya operan varias casas de cambio. Por todas estas características, se considera que es potencialmente el dinero de la web, dado que se amolda potencialmente a los usos que las grandes mayorías de la población mundial cotidianamente hacen de internet intercambiando información.

Sistema de verificación

En el sistema de intercambios monetarios intervienen, además de los usuarios que intercambian btcs, unos fiscalizadores también llamados mineros. Los fiscalizadores son integrantes de la comunidad Bitcoin, que ponen a disposición del conjunto, su capacidad de procesamiento de información y cálculo al integrarse a una red de computadoras, recibiendo por dicha tarea btcs de recompensa. Actualmente, son decenas de miles los nodos distribuidos en todo el mundo, quienes cuentan con procesadores de información cada vez mas avanzados.

El conjunto de procesadores, se dedican a comprobar a partir de cálculos matemáticos la veracidad de las operaciones económicas realizadas a través de internet verificando además de la existencia de saldo en billeteras virtuales, direcciones bitcoin, firmas digitales, y claves de los usuarios intervinientes. Hasta aquí, uno podría decir que solo ha habido un proceso de automatización de un trabajo que pueden hacer un conjunto de operarios anclados en alguna institución bancaria: verificar que un cliente de un banco que hace una transacción determinada tenga una cuenta activa, una caja de ahorros válida y los fondos suficientes para realizar una transacción de determinado tipo. ¿Pero qué es lo diferente entonces en el Bitcoin?

Blockchain es el esqueleto tecnológico que estructura el sistema de intercambios monetarios de Bitcoin. Resumidamente podría decirse que esta innovación significa la creación de un sistema de verificación de transacciones sustentada en una inteligencia colectiva y descentralizada.

Sin dudas, es el aspecto más importantes de Bitcoin, dado que su aplicación excede largamente a los usos monetarios: historias clínicas, contratos inteligentes, sistemas de votación, cadenas productivas inteligentes, son algunas de las aplicaciones posibles de este nuevo corpus tecnológico, cuya función central es dotar a los procesadores integrados, como nuevos intermediarios de las relaciones humanas.

¿Cómo funciona? Cuando un usuario transfiere a otro cierta cantidad de bitcoins, el conjunto de procesadores de información de los fiscalizadores proceden a realizar una serie de cálculos de comprobación de los saldos disponibles, firmas digitales, direcciones de bitcoins y claves públicas, para validar la transacción.

Cuando algún fiscalizador o grupo de fiscalizadores finalmente valida una transacción, la misma se integra a una cadena de bloques (blockchain), equivalente a un libro contable en el que se registran todas y cada una de las transacciones de la comunidad, desde la primera a la última. Así, cada cierto lapso de tiempo, (actualmente programado en diez minutos) el total de transacciones realizadas en el sistema se agrupan en un bloque y se incorpora a los bloques anteriores, generando así una cadena, cuyos eslabones se unen en función de las transacciones de origen de cada una de ellas, conformando así un gran libro contable abierto en el que cada usuario puede ver cada una de las operaciones.

 

::: RNDCoop Desarrollo de software e infraestructuras, soluciones a problemas concretos :::

 

Emisión monetaria

Los mineros (que llamamos anteriormente fiscalizadores por una cuestión práctica) reciben btcs por fiscalizar, es decir, por poner sus procesadores informáticos al servicio de la comunidad. Así, la resolución de los problemas matemáticos inherentes a la comprobación de las claves, firmas digitales y direcciones bitcoins, tiene una recompensa concreta, que es ser propietarios de los nuevos bitcoins.

El ente emisor por lo tanto es el conjunto de la comunidad, que podrá acelerar o disminuir su emisión en función de la cantidad de operaciones que realice. Lo notable del sistema de emisión es que dota al colectivo de usuarios de la capacidad de creación de dinero (a diferencia del actual esquema que dota a los Estados y bancos de dicha potestad) con el único mecanismo posible de utilizar la moneda. Pero, además, el sistema esta programado, para que la emisión de btcs sea limitada y a tasa decreciente, siendo el número especificado en 21 millones de unidades, y el actual circulante 16 millones. Esto último es bastante importante porque al ser la emisión limitada, logra que la moneda tenga una apreciación permanente, siendo quizás una de las razones por las cuales, a pesar de todos los pronósticos, haya tenido un crecimiento de valor de tal magnitud. Pero, ¿a quién pertenece el Bitcoin? A nadie en específico.

 

::: Todos los libros en Libreria Popular :::

Sostenimiento

El mantenimiento y mejoramiento del sistema se lleva a cabo por la comunidad compuesta por nodos de la comunidad bitcoin. Un nodo es aquel usuario que cuenta con un procesador para el minado de bitcoins, y softwares específicamente creados para tal actividad. A medida que el sistema crece, los requerimientos hardware para el procesamiento son mas elevados, en la actualidad existen empresas que se dedican exclusivamente a la producción de equipos especiales.

Ser un nodo significa convertirse en un miembro privilegiado de la comunidad, esto es, un miembro con voz y voto para las posibles modificaciones del sistema. Lo que sucede, es que, a medida que se masifica su uso, surgen nuevas complejidades y nuevos desafíos, que el conjunto de la comunidad debe abordar. Por ejemplo, si se pretende incrementar la velocidad de las transacciones (reducir los actuales 10 minutos promedio) se necesita una modificación de los códigos de programación, lo que puede traer ciertas complejidades en la seguridad del sistema. Ante estos casos, el programa requiere que la mitad más uno de los nodos consensúen un cambio para efectivizarlo.

Por lo tanto, Bitcoin no es sólo una moneda, es un sistema de circulación de dinero descentralizado y sin intermediarios, de emisión previsible, basado en una contabilidad pública abierta y accesible para cualquier usuario de la web, con una tecnología informática de seguridad inviolable y una política colaborativa y democrática en el diseño de sus regulaciones.

¿Puede acaso una tecnología, suplantar a los Bancos y de una manera tan eficaz?

 

::: Todos los libros en Libreria Popular :::

 

 

Publicado en: https://www.eltribuno.com/salta/nota/2018-3-17-23-27-24-bitcoin-para-principiantes-de-que-se-trata

Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Categories: Sin categoría