Británicos exigen la dimisión de Cameron por escándalo de fraude fiscal

Británicos exigen la dimisión de Cameron por escándalo de fraude fiscal

Centenares de personas salieron a las calles de Londres este sábado para mostrar su indignación por la implicación del primer ministro David Cameron en el escándalo de fraude fiscal destapado por la filtración de los Papeles de Panamá.

En Downing Street, residencia oficial de los jefes de gobierno de Reino Unido, se realizó una concentración para exigir la dimisión de Cameron y demandar el fin de los paraísos fiscales.

#DavidCameronResign (Dimite David Cameron) fue tendencia en Twitter por segunda jornada consecutiva y el lema dominó entre las pancartas de los manifestantes.

Otro grupo de manifestantes llevaron a cabo una protesta en la entrada del lujoso hotel Hyde Park, donde los conservadores celebraban un mitin en preparación de las elecciones municipales y autonómicas del próximo 5 de mayo.

La movilización de este sábado fue convocada por varias organizaciones agrupadas en la llamada Asamblea del Pueblo, formada por partidos de izquierda y sindicatos para combatir las medidas neoliberales.

Escándalo fiscal

Cameron admitió el pasado jueves que tuvo acciones en un fondo de inversión creado por su padre en un paraíso fiscal a pesar de que días antes había insistido en que este era un asunto privado y que no estaba en posesión de títulos de ese tipo.

En una entrevista con la cadena ITV, Cameron explicó que tuvo en su poder acciones por valor de más de 30.000 libras (37.500 euros) en un fondo de inversión en Bahamas, pero que todas las transacciones estuvieron sujetas a los impuestos del Reino Unido.

Cameron, cuyo padre falleció en 2010, reconoció que fue titular junto con su esposa, Samantha, de 5.000 títulos de Blairmore Investment Trust, registrado en las Bahamas, entre 1997 y enero de 2010, cuatro meses antes de tomar posesión como primer ministro.

De acuerdo con la prensa, los documentos del bufete Mossack Fonseca indican que Blairmore Holdings, que recibió su nombre de la finca familiar de los Cameron en Aberdeenshire (Escocia), manejó decenas de millones de libras en inversiones de familias adineradas.

LibreRed | EFE

Califica esta publicación

Comentarios

comentarios