Carta abierta a las jubiladas y jubilados argentinos

Carta abierta a las jubiladas y jubilados argentinos

Querida abuela, querido abuelo

Tal vez usted no entienda lo que le está sufriendo y por qué la está pasando tan mal.

Voy a contarle mi visión de los hechos y se lo voy a escribir en letra grande, como debe ser para gente de su edad, así puede leerme bien.

Usted no puede prender la estufa por qué si lo hace no le alcanza la jubilación para pagar el gas. ¿ Sabe que pasa ? el gobierno de Macri le dió el ministerio de energía a Shell y a ellos les conviene venderle el gas en dólares a Chile, y no a usted. Aranguren el director de Shell se hizo mucho más rico que lo que era gracias al frio que usted y miles de familias están pasando.

Usted casi no puede pagar el pan, es que a los señores de la Sociedad Rural el gobierno le bajó el impuesto a la exportación ( retenciones ) y entonces les conviene venderle el trigo a los jeques árabes y no a usted que es un seco o una seca.

A usted le dijeron que iba a poder ahorrar en dólares y le llevaron el dólar de nueve manguitos a treinta y subiendo, para que se llenen de guita los bancos y su jubilación pase a ser una miseria. Encima Norma Pla, se murió hace rato pobrecita. Toda la vida vivieron de la timba, toda la vida la familia Macri, vivió de la teta del estado y de la timba financiera.

Usted ya no recibe los remedios ni los pañales gratis de PAMI, porque el señor Quintana funcionario del gobierno y dueño de Farmacity está teniendo el monopolio de las farmacias, así que o paga lo que él pide, o se muere.

Lo más triste querida abuela, querido abuelo, es que sus hijos y sus nietos para colmo van a recibir un país endeudado por décadas, porque este gobierno ya pidió en dos años y medio, el triple de lo que debía cuándo asumió, y si salen a protestar van a tener que enfrentarse a sus hermanos de las fuerzas armadas que van a sacar a la calle, como ya pasó en el pasado, regando la Patria de muertos.

No lo quiero amargar con más cosas, como ser los curros de Vidal en la campaña, el narcotráfico y los puteríos que lavaron la plata ahí, ni contarle que el oro del Banco Central lo mandó Macri a Inglaterra, si si a Inglaterra, país que hundió el submarino que jamás se van a dedicar a buscar para que no se sepa la tremenda verdad que ocultan, tampoco de cómo echan a todos los periodistas que dicen la verdad y le dan millones a ese gordito al que usted tanto le creyó su engañapichanga de cada domingo, o a la señora de los almuerzos y las cenas que tanto le machaca el bocho, mientras le muestra sus alhajas.

A usted le vendieron que iba a estar mejor y la está pasando como el reverendo…

Bueno, mi querido abuelo y abuela, para el 2019 falta poco, a aguantar y dar vuelta esto con el voto, no se deje engañar de nuevo.

Un abrazo de corazón.

Juan Carlos Romero López

Director Editorial

 

3 (60%) 2 votes

Comentarios

comentarios

Categories: Politica Argentina