COMUNICACIÓN, PARA EL CONTROL Y LA DOMINACIÓN

COMUNICACIÓN, PARA EL CONTROL Y LA DOMINACIÓN

 

COMUNICACIÓN, PARA EL CONTROL Y LA DOMINACIÓN

 

En algunas oportunidades hemos hecho referencia al tema comunicación y cómo ésta ha pasado a ser una de las herramientas de control y dominación a nivel planetario.

Mucho se ha escrito al respecto y por varios medios se ha intentado lograr que una importante porción de la humanidad, se concientice respecto de ello, para así descorrer el velo que nos han impuesto y alcanzar un grado mayor de conocimiento en relación a la realidad, a la verdad.

 

La verdad, ese término tan ambiguo en estos tiempos, ha sido manipulado, condicionado en relación con intereses y objetivos bien concretos.

Otro término manoseado es la “realidad”. Escuchamos, vemos anuncios donde se anticipa que nos harán conocer la realidad, y muchas veces “al instante”; y nos quedamos expectantes a que nos muestren esa realidad, asumiendo de manera casi inconsciente que nuestra realidad y el de muchos y muchas otros/otras, deja de serlo porque hay una realidad que esperamos nos muestren.

 

Constanza Carrasco, finaliza un relato sobre un hecho real que le tocó, con la siguiente frase: …La lobotomización masiva que han llevado a cabo los medios no tiene perdón. La batalla cultural se gana aplastando las cabezas de esas serpientes, así se gana y de ese modo se salva a toda esta gente…”  Y suma en otro estado que comparte: “…Para mí la desazón es absoluta, igual que el desasosiego. Nada he logrado con las esperanzas y a decir verdad a esta altura, tener un ápice de esperanza es una subestimación a la propia inteligencia.

Es muy duro y muy brutal vivir en una sociedad donde impera el show y el clisé y se desestiman los contenidos.

Prevalecen los creativos y no los creadores.

Es un frente muy complicado y estamos cada vez más solos, una sociedad fetiche, lobotomizada, que todo lo traga, se convierte tarde o temprano en el verdadero enemigo, esas víctimas de la máquina de picar carne, esos chorizos zombificados, son el enemigo cotidiano…”

 

Aldo Cerino, en las redes también, comenta una experiencia propia que refleja claramente cómo es el resultado de la manipulación educativa y mediática: “…En la esquina de mi casa hay un almacén/verduleria/carnicería en donde a toda hora se escucha radio mitre o condena 3.

Fui a comprar alfajores de arroz.

La dueña me dice: “No tengo, se me terminaron y parece que no me van a traer más. Dicen que la fábrica se fundió”

Hace un silencio reflexivo y luego, entre apenada y enojada, comenta: “Pobres empresarios son los empleados los que funden las fábricas, y así no hay empresario que aguante”

Prueba contundente de lo eficiente que es el sistema educativo argentino avalado por el poder dominante y difundido por los medios masivos y hegemónicos de incomunicación…”

 

Y como si esto de encontrarnos en las redes con quienes compartimos miradas y pensamientos no fuera poco, mi hermano de la vida y el alma, Miguel Longarini, el Poeta Pueblo suelta al aire esta reflexión: “…Todos están ocupados en los ruidos que producen los medios gobernantes.

Salvarse del invierno hostil es posible encontrando un simple corazón en manos generosas, Ahora, salvarse del frío y del miedo que imponen los salvajes mercenarios de la desinformación, es muy poco probable si no has podido Soltarte del CABLE / CORDON de los medios de la maldad que los poderosos han hecho de ti: un repetidor del mal hacer, que a ellos los beneficia tanto.

Intenta cortar toda posibilidad que te hagan ser un simple culpador de lo que no sabes. Investiga, Utiliza la MEMORIA y escúchala…y si eres mayor, no te mientas ni mientas porque te lo ordena un mercenario pago por los medios gobernantes. No le podemos mentir más a los pibes…, Sí?…”

 

Sostenía Milan Kundera: “…El primer paso para liquidar a un pueblo es borrar su memoria. Destruir sus libros, su cultura, su historia, entonces alguien debe escribir nuevos libros, fabricar una nueva cultura, inventar una nueva historia. En poco tiempo la nación empezará a olvidar lo que es y lo que era…”

 

Bien, podríamos acordar en que, y contrariamente a lo que se persigue, gracias a las redes sociales es posible encontrarse con seres que, con sus aportes, promueven el despertar de las consciencias, algo tan necesario y urgente.

Ese despertar de las consciencias, la intención, viene acompañada de una formidable batalla cultural, política, social, educativa, contra la hegemonía comunicacional que promueven los monopolios de desinformación. En esa batalla recurrimos a quienes con sus reflexiones y trabajos nos han permitido comprender, con otras miradas, otras concepciones, todo ese andamiaje de dominación que nos viene sometiendo desde hace siglos.

 

José Enrique Bollo nos instruye en las redes, sosteniendo que: “…Mientras que Lenin asumió que una guerra imperialista, al estilo de la Primera Guerra Mundial, iba a acabar con el capitalismo en poco tiempo e iba a abrir el espacio para las revoluciones socialistas en todo el mundo, Gramsci le concedió al capitalismo una expectativa de vida más larga debido a sus bases sociales y culturales, y no solamente materiales. Es decir, Gramsci se interesó en establecer los fundamentos del sistema capitalista que van más allá del control de los medios de producción. Por lo tanto, la hegemonía de la burguesía incluye el control sobre las ideas que dominan en la sociedad capitalista; las cuales son más difíciles de romper que el simple cambio del control sobre los medios de producción. Fue precisamente la insistencia en el poder de las ideas no como elementos independientes, sino como bases no materiales de la hegemonía de la clase capitalista y el análisis más diferenciado de las fuentes del poder de la clase dominante y su control sobre la clase oprimida más allá de los trabajadores…”

 

Ese control sobre las ideas al que se refería Gramsci, el que utiliza la burguesía hegemónica que domina a la sociedad capitalista, se puede comprobar con, simplemente observar el comportamiento de esa misma sociedad en relación con una multiplicidad de situaciones en las que se ponen en juego valores, concepto, etc.

 

Nos manifestamos en las redes también, queriendo referirnos a esa gran parte de la sociedad, sosteniendo que: “…Los ves que pretenden parecerse a una clase a la cuál jamás han pertenecido, aparentan un nivel que los excede, cuestionan y critican, señalan desde una altura que ni siquiera es prestada… Y tienen un tremendo odio por el de abajo, la de abajo… Los pueden explotar sin remordimientos, autoglorificandose por ser “generosos” al darles una “changa” para que ellos, “los diferentes” continúen elevando los muros de sus castillos… Mientras oscurecen sus almas, sostienen discursos ambivalentes, reniegan de lo que cuesta todo, pero se pavonean con brillos y lujos efímeros…total, lo que les importa es el parecer, saben que no pueden pertenecer…pero al menos sostienen, a costa de todo, el parecer… Y a todo eso sumale que reclaman cada vez que pueden lo que “el estado” -nosotros- debe hacer por ellos… Hipocresía, irracionalidad, soberbia son sus marcas en el orillo… Se los huele, se los adivina, se los ve…ahí están, los tenes muy cerca…sentís su respirar, fatigado por la ambición… Y te aseguro que en ellos el tema no tiene nada que ver ni con la derecha, ni el centro o la izquierda, no tienen ideología ni ideales, su mezquindad no les permite asumir una posición política y muchas veces menos social… Están ahí…miralos, están cerca, casi que los tocas, son los indiferentes de los que hablaba Alberto Cortéz… Son a los que no les importa que la balanza se incline en perjuicio de los más necesitados, de los desprotegidos, de los ninguneados… Tal vez en su mundo interno especulen con que desaparezcan… Para seguir, sin tropiezos, intentando pertenecer a esa clase social, carente de clase y negadora de lo social… A esa clase a la que nunca se los invitó a pertenecer…pero ellos insisten…suponen que lo habrán de lograr al cabo de mucha persistencia y obtusidad…”

 

Sostenemos que todo ello que afirmamos tienen íntima relación con la manipulación de las consciencias y el control, tanto comunicacional como educativo de nuestras sociedades que, además cuentan con un grado importante de autodeterminación. Hay una elección que toma la persona. Más allá que sea a causa de una manipulación, hay una elección y de ella debe hacerse cargo.

De lo contrario estaríamos intentado justificar las lamentables consecuencias que padecemos por el accionar y decisión de esa porción poblacional que sólo ha mirado y actuado en beneficio propio.

 

Hay un tremendo desafío por delante, un desafío que nos impone la consciencia y la responsabilidad. Ese desafío es el de lograr la mayor destrucción posible a esa hegemonía que ha cooptado toda posibilidad de humanizar tanto las relaciones, vínculos, como construcciones.

 

Si desde las redes, desde las bases, desde los sectores más vulnerables, pero también desde los espacios en donde se ejerce poder, logramos insertar las ideas que nos permitan liberarnos de la dominación hegemónica burguesa, oligárquica, tal vez tengamos la oportunidad de revolucionar como sociedad, alcanzando un estado superior en la evolución de la humanidad.

 

Que así sea.

 

 

NORBERTO GANCI –DIRECTOR- 

El Club de la Pluma

elclubdelapluma@gmail.com –elclubdelapluma@hotmail.com

http://.elclubdelapluma.wordpress.com

DOMINGOS DESDE LAS 10 HS.

POR FM 103.9 RADIO INÉDITA

www.radioinedita.com.ar

5 (100%) 1 vote

Comentarios

comentarios

Categorias: Opinión