¿Dónde están es@s niñ@s que conocíamos?

¿Dónde están es@s niñ@s que conocíamos?

 “Destituida la infancia, las situaciones infantiles se arman entre dos que se piensan, se eligen, se cuidan y se sostienen mutuamente. Ya no se trata de fragilidad por un lado y solidez por el otro: somos frágiles de ambos lados.” LEWKOWICZ, Ignacio (2002)

A través de las épocas se han construido diversas maneras de entender la infancia vinculándola con los modelos sociales, estructuración de las familias, participación de la Iglesia y procesos políticos con la intervención del Estado como regulador.

Los discursos sobre la infancia dan cuenta de que hay una multiplicidad de situaciones que hacen que no se pueda enunciar en singular.

nenesContextualizar a las infancias en la actualidad implica que los niños están atravesados por los procesos culturales y sociales contemporáneos, esos mismos que tejen y configuran los adultos. Pensar la adultez en el presente requiere advertir que se transita una realidad entre la perplejidad y la incertidumbre que confronta los supuestos tradicionales.

La constitución del tiempo de infancia se conforma como una producción de las intervenciones del mundo adulto y de la propia experiencia del niño, se concibe que haya dos mundos diferenciados y en simultaneidad, pero en ocasiones entrampados en la desigualdad. En consecuencia, van a coexistir niños viviendo infancia y otros en situación de vulnerabilidad. La infancia soporta las consecuencias de las decisiones de los adultos, quedando atrapada entre las políticas públicas, las lógicas familiares, la obligatoriedad del sistema educativo, las marcas de las leyes del mercado, la apropiación de nuevas tecnologías, acceso a la información masiva, y los conflictos de la convivencia de la humanidad, entre otras cuestiones.

La manera de dar continuidad a la infancia es tramitando la vulnerabilidad de los adultos, responsabilizándolos de la acogida al cachorro humano, poniendo a su disposición la humanidad, la cultura en toda su amplitud, la hospitalidad hacia el recién llegado.

La ligazón entre el niño y la escuela, como institución, está mediada por los docentes y madres/padres/familia/otros, pautando desde el inicio una fuerte diferencia en la relación adulto – niño.

Para algunos adultos afrontar y construir la situación escolar es una nostálgica mirada hacia el pasado, rememorando un imaginario sobre la infancia de años atrás, o la propia, fundada en recuerdos positivos, donde “todo tiempo pasado fue mejor”.

Desapareció ` nuestra´ infancia, la de los que hoy somos adultos, la que quedó grabada en la memoria biográfica, y la de los que advienen al mundo nos resulta ignota, compleja, por momentos incomprensible e incontenible desde las instituciones.” CARLI, Sandra (1999).

Hay niños en las escuelas que se manejan solos, porque también se manejan solos en la vida, jaqueando permanentemente la autoridad del adulto. Los niños son producto de este tiempo, en muchas escuelas se observa como cuidan a sus hermanos mientras los familiares trabajan, trabajan a la par de los padres, son obligados a mendigar, son niños adultizados. Esa es la infancia que en la actualidad habita las escuelas, la que nos obliga como adultos a rearmar definiciones, reformular la transmisión, sostener los canales de mediación y por sobre todo a mantener la asimetría necesaria. Hay que revisar cuál es la apuesta que ofrecemos, qué palabras brindamos, qué mirada habilitamos.

El docente funda un “discurso singular” que marca y deja huella. Como dice la Dra. Viviana MANCOVSKY (2005): “Palabra que construye subjetividad dentro de la escuela. Palabra que dibuja el lugar del otro-niño. Palabra que produce presente y produce destinos escolares.”

Nuestro niño entonces puede ser: “el heredero de la humanidad” o “el descarte, el mal

menor, una baja de guerra de la sociedad de consumo”.

Elegimos cada día cómo soñar a nuestros niños.

Bibliografía citada:

CARLI, Sandra (1999) “La infancia como construcción social”, En De la familia a la escuela. Infancia, socialización y subjetividad. Buenos Aires, Santillana. Capítulo I

LEWKOWICZ, Ignacio (2002) “Sobre la destitución de la infancia: Frágil el niño, frágil el adulto”. En Conferencia en el Hospital posadas, 18 de septiembre de 2002; incluida en Pedagogía del aburrido. (Edit. Paidós)

MANCOVSKY, Viviana (2005) “¿Qué cosas hacemos los docentes cuando hablamos? Una invitación al diálogo y a la reflexión sobre el discurso del maestro en la interacción de la clase”. En Novedades Educativas, Año 17, Nº 171. Marzo, 2005

Bibliografía consultada:

BLEICHMAR, Silvia. “Modos de concebir al otro”. En Dossier: Cuidar enseñando. Publicado en Revista El Monitor de la Educación Nº 4 V época. Buenos Aires, septiembre de 2005

CARLI, Sandra (1999) “La infancia como construcción social”, En De la familia a la escuela. Infancia, socialización y subjetividad. Buenos Aires, Santillana. Capítulo I

GHIGLINO, J y LORENZO M. “Miradas de los docentes acerca de la diversidad sociocultural” Cap. 6 en De eso no se habla… Los usos de la diversidad sociocultural en la escuela. Eudeba. Buenos Aires, 2001.

LEWKOWICZ, Ignacio (2002) “Sobre la destitución de la infancia: Frágil el niño, frágil el adulto”. En Conferencia en el Hospital posadas, 18 de septiembre de 2002; incluida en Pedagogía del aburrido. (Edit. Paidós)

MANCOVSKY, Viviana (2005) “¿Qué cosas hacemos los docentes cuando hablamos? Una invitación al diálogo y a la reflexión sobre el discurso del maestro en la interacción de la clase”. En Novedades Educativas, Año 17, Nº 171. Marzo, 2005

NEUFELD, M. y THISTED, J. (2001) “El “crisol de razas” hecho trizas: ciudadanía, exclusión y sufrimiento Cap. 1 en De eso no se habla… Los usos de la diversidad sociocultural en la escuela. Eudeba. Buenos Aires, 2001.

REDONDO, Patricia (2006) «Nombrar a los Niños», en Suplemento Digital de la revista La Educación en nuestras manos Nº 30, junio 2006.

SINISI, Liliana (1998) “Todavía están bajando del cerro: Condensaciones estigmatizantes de la alteridad en las representaciones docentes”. Ponencia presentada a las Jornadas de Migraciones, octubre, 1998

SINISI, Liliana (2001) “La relación nosotros-otros en espacios escolares “multiculturales”. Estigma, estereotipo y racionalización”. Cap. 8 en De eso no se habla… Los usos de la diversidad sociocultural en la escuela. Eudeba. Buenos Aires, 2001.

Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Categories: Educación