El coágulo presidencial

El coágulo presidencial

Ahora que están de moda las neurociencias, podríamos hacer un ejercicio de imaginación y pensar cómo se vería modificada la conducta presidencial si acaso un episodio vascular produjera una conjunción de sinapsis orientadas hacia el populismo, ese infierno tan temido.

Hagamos la salvedad que deseamos larga vida y salud al señor presidente de la Nación, pero valga la hipótesis y supongamos entonces que un pequeño coágulo cerebral impacta en los centros decisorios presidenciales del siguiente modo:

El presidente llama a su ministro de Medio Ambiente y le pide rendición de cuentas de sus logros, ante los cuáles decide podarlo.

Ordena la inmediata repatriación de los lingotes de oro que envío a la capital de nuestro tradicional amigo: Gran Bretaña.

Expropia Papel Prensa por haber sido obtenido en una mesa de tortura y nacionaliza todos los medios del Grupo Clarín y La Nación, mediante un DNU.

Crea el ministerio de Comunicación Popular y Medios Públicos y designa a Anibal Fernández al frente de la cartera.

Indulta a Milagro Sala y realiza un gigantesco acto público de reparación histórica, con un recital gratuito del Indio Solari.

Declara ilegítima toda la deuda contraída por él mismo con todo organismo financiero internacional, banco privado ONG o prestamista de cualquier calaña.

Realiza una auditoría sobre las cuentas del PAMI, el Banco Central y el Correo Argentino, luego se autoindultará hasta al menos terminar la tarea que el coágulo le determina.

Sube las retenciones agrarias hasta su nivel de noviembre de 2015 más un 10% y reduce al 5% del monto actual, las tarifas domiciliarias de energía, gas y agua.

Echa al ministro de energía a patadas en el trasero e igual temperamento sigue con la ministra de seguridad sin esperar a encontrarla sobria. Sigue con el de Derechos Humanos y el jefe de Gabinete, despidiendo al ejército de trolls bajo sus órdenes.

Restituye el Plan Conectar Igual, Fútbol para Todos y FINES.

Devuelve las avionetas acrobáticas compradas con sobreprecio y cierra todas las importaciones de Estados Unidos.

Realiza una declaración de apoyo a la República Bolivariana de Venezuela y condena enérgicamente la brutal represión de Rajoy, dejando la embajada de España con una delegación mínima hasta tanto no cambie el régimen fascista de la península.

Nombra Canciller a Luis D´elia y Ministro de Comercio Interior a Guillermo Moreno.

Hasta este punto, el grueso de los militantes del campo nacional y popular seguirá creyendo que se trata sólo de una maniobra de Durán Barba de carácter electoralista y seguirán esperando a que el presidente repare el 90% restante del daño que ha hecho en los últimos dos años.

De cualquier modo algo es algo…

 

Juan Carlos Romero López

prensa@facepopular.net

5 (100%) 3 votes

Comentarios

comentarios

Categories: Humor y Comics