El decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de Jujuy calificó a lo sucedido como “un mensaje de amedrentamiento”

El decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de Jujuy calificó a lo sucedido como “un mensaje de amedrentamiento”

Mario Bonillo señaló que “la universidad es un lugar de debate y libertad” que el Gobierno provincial busca censurar y expresó su preocupación porque la policía ingresó al predio, “maltrató a los chicos” y los detuvo “sin orden judicial”. Además sostuvo que la actividad estaba autorizada.

El decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Jujuy, Mario Bonillo, se refirió a los hechos sucedidos anoche en la Universidad Nacional de Jujuy, cuando la policía ingresó al predio universitario y detuvo s dos estudiantes de manera ilegal y aseguró que se trató de “un mensaje de miedo y amedrentamiento.”

Bonillo expresó su preocupación porque, además, “los chicos han sido maltratados” y denunció que las fuerzas de seguridad que dependen del gobierno de Gerardo Morales reconocieron que el accionar fue ilegal y que “no había orden judicial” para ingresar al lugar.

El decano contó que los agentes entraron “disparando tiros al aire” y se acercaron al lugar donde integrantes del centro de estudiantes estaban haciendo un asado para ingresantes “que quieren acercarse a la vida política de la universidad”. La actividad, según sostuvo Bonillo, estaba autorizada.

En declaraciones a radio El Mundo, Bonillo contó que cuando fue hasta la Comisaría 1° de la ciudad capital para buscar a los detenidos, pidió la orden del procedimiento y “una oficial me dijo que no había orden judicial”. El motivo que le dieron fue que las detenciones fueron “por averiguación de antecedentes y que había una falta contravencional”. “Le pregunté cuál era y me respondió: ‘Estado de ebriedad’”.

Cabe recprdar que las universidades son dependencias federales autónomas a las que las fuerzas de seguridad no pueden ingresar, salvo que alguna de las autoridades de la institución lo pida expresanmente. Éste no fue el caso, por lo que la Universidad denuncia el accionar ilegal.

El representante de la Universidad contó además que habló con el “ministro de Seguridad (Miguel Singh)” y que le dijo “que no tenía ningún detenido”. “Se trata de una respuesta grave, el Gobierno desconoció el hecho”, advirtió.

Bonillo dijo que el Gobierno busca enviar “un mensaje simbólico”: “La universidad es un lugar de debate abierto y de libertad de cátedras, de donde pueden salir nuevas ideas. Y con miedo y amedrentamiento es difícil que haya debate y libertad”, concluyó.

Comentarios

Categories: Politica Argentina