El desalojo del ‘Banco Expropiado’ desata fuertes disturbios en Barcelona

El desalojo del ‘Banco Expropiado’ desata fuertes disturbios en Barcelona

El desalojo este lunes del conocido como “Banco Expropiado” en el barrio barcelonés de Gracia desató movilizaciones populares y disturbios en las calles.

La manifestación, que reunió a cientos de personas, partió de la Plaza Revolución. En un principio transcurrió sin incidentes, pero de repente se empezaron a producir cargas policiales, romper cristales de entidades bancarias y quemar contenedores.

Los manifestantes hicieron barricadas con los contenedores que había por las calles. También prendieron fuego a una oficina de la Caja ubicada cerca del Mercado de Travessera de Gracia. Los agentes de policía intervinieron para dispersarlos.

El edificio se ocupó en 2011 y no fue hasta mayo de 2013 cuando el propietario del inmueble, Catalunya Caixa, hizo llegar la demanda civil para que desalojaran el edificio.

Fueron varios los litigios entre la entidad y los okupas, hasta el punto de que en una de las manifestaciones en apoyo de los activistas ocupó otra oficina bancaria en Gracia que se bautizó con el nombre de Tres Lirios y que fue desalojada en noviembre.

El Banco Expropiado pertenece ahora a una inmobiliaria, que es la que ha seguido adelante con el litigio. En julio de 2014 esta sociedad logró una sentencia de desalojo.

Según los propios okupas, el gobierno de Trias “queriendo comprar la paz social” firmó un contrato de alquiler con la inmobiliaria, que “se dejó de pagar el 1 de enero de 2016”.

Duras críticas a la Alcaldesa

El movimiento okupa había alertado a las redes sociales que el desalojo de este edificio tendrá como consecuencia diversas movilizaciones en la ciudad.

Los manifestantes acusan a la Alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, quien proviene del activismo contra los desahucios y los abusos de la banca, de dar continuidad a la política represiva del anterior Gobierno municipal encabezado por el conservador Xavier Trias.

El movimiento okupa ha advertido a Colau y al concejal Jaume Asens, que serán “su pesadilla”. La alcaldesa asegura que se trata de un asunto “entre privados que se ha resuelto jurídicamente” y que el colectivo “ha rechazado la mediación municipal.”

Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Tags: Bancos, España, UE