Juzgan en Alemania al líder del movimiento xenófobo ‘Pegida’

Juzgan en Alemania al líder del movimiento xenófobo ‘Pegida’

El fundador del movimiento islamófobo, Lutz Bachmann, célebre por haber posado en una foto caracterizado como Adolf Hitler, es juzgado por comentarios aparecidos en su página de Facebook en los que calificó de “bestias, escoria, y asquerosos” a los refugiados, cientos de miles de los cuales llegaron a Alemania el año pasado.

Con una pose provocadora que mantuvo durante toda la audiencia, Bachmann llegó al tribunal con unas gafas de sol rectangulares que simulaban ser las fajas negras que los medios a veces utilizan para cubrir la identidad de algunas personas.

Del bolsillo de su campera de jean asomaba un cepillo de dientes, lo que algunos medios interpretaron como una alusión al tipo de bigote que hizo famoso el líder nazi Adolf Hitler.

Se mantuvo siempre en estricto silencio y se limitó a escuchar los argumentos de su abogada, que pidió el sobreseimiento alegando que la publicación de Facebook, de septiembre de 2014, no fue escrita por Bachmann y que podría tratarse de un hacker.

Bachmann, quien ha denunciado que se trata de un juicio político, fundó el movimiento un mes después de dichas publicaciones en rechazo a la clase política alemana que ha permitido la llegada de los refugiados y musulmanes, a quienes califica de “criminales invasores”.

Su mensaje tuvo el pico de aceptación tras los atentados del 13 de noviembre pasado en París, pero ya había calado hondo por la decisión de la canciller alemana, Angela Merkel, de aceptar el ingreso al país europeo de más de 1 millón de refugiados, el año pasado.

En ese momento, las marchas que el movimiento convoca los lunes en Dresde llegaron a reunir a unas 25.000 personas, sin embargo en los últimos meses apenas se han concentrado unas 3.000.

Este martes por la mañana, al llegar al tribunal, decenas de personas se concentraron para recibirlo: algunos eran simpatizantes que exigían su absolución y otros para reclamar a las autoridades que lo envíen “a la cárcel”, tal como sostenían las pancartas que llevaban, informó la agencia de noticias EFE.

El líder islamófobo, de 43 años, tiene un amplio historial de cargos y procesos por otros delitos, por lo que en caso de ser condenado podría corresponderle una pena de hasta cinco años cárcel, dada su condición de reincidente.

El inicio del juicio coincidió con el lanzamiento de una campaña en Youtube en contra de la xenofobia, en la que un refugiado expone los antecedentes penales del líder de Pegida, en los que figuran hasta 16 cargos por robo, asalto, tráfico de cocaína y conducción bajo los efectos del alcohol.

La campaña fue lanzada por la ONG alemana Flüchtlinge Willkommen (Refugiados Bienvenidos) con el objetivo de contrarrestar los mensajes de odio que circulan en la red con testimonios de los propios refugiados.

En lugar de las tradicionales publicidades que suelen introducir los videos de Youtube, la ONG ha colocado nueve grabaciones de refugiados en los resultados que arroja el sitio web cuando la búsqueda incluye las palabras clave “refugiados fuera”, “Pegida”, o las siglas del partido ultraderechista “AfD”, Alternativa para Alemania.

La campaña “Search racism. Find truth” (“Busca racismo. Encuentra la verdad”), se ha propuesto contrarrestar los “alarmantes” mensajes que circulan en la web, que muchas veces “difunden información falsa” y consideran a los refugiados como una carga, explicó Mareike Geiling, una de los promotoras de la campaña.

El objetivo es “darles a los refugiados la oportunidad de que cuenten su historia” y eliminar “los prejuicios y miedos” que pueden tener algunas personas.

Así como Arif, un refugiado sirio de 31 años, repasa el historial penal de Bachmann, Bakary, un joven de Mali, explica que el alemán es su sexto idioma y que es falso que los refugiados no desean integrarse.

El Land de Sajonia, del que Dresde es Capital, es considerado el bastión del ultraderechismo encarnado en grupos neonazis como Pegida y otros menos conocidos que actúan en el país.

El inicio del juicio contra Bachman coincidió con la detención en Freital, vecina a Dresde, de cinco presuntos extremistas de derecha acusados de haber sido los autores de varios incendios a albergues para refugiados, informó la policía.

Los detenidos, cuatro hombres y una mujer, están acusados de “asociación terrorista, daños físicos graves e intento de homicidio” por presuntamente haber atacado con material pirotécnico y piedras a un albergue de refugiados en Freital y a otro en Dresde, así como un ataque a la sede del partido La Izquierda.

El gobierno alemán ha denunciado o registrado cientos de estos ataques contra albergues de refugiados desde mediados del año pasado.

Telam

Califica esta publicación

Comentarios

comentarios