La épica de la Reconquista.

La épica de la Reconquista.

Cristina presenta batalla.

Cristina dá entrevistas contínuas a medios de llegada popular.

Camina cada localidad del conurbano.

Se muestra atenta a cada problema de la ciudadanía.

No baja una sola bandera ni convicción pero se abre al diálogo con todos los sectores.

Está haciendo TODO lo que hay que hacer para ganar.

Que sea senadora ya es un milagro luchando contra la más perversa maquinaria de destrucción masiva mediática global de la historia.

Pero ganar por un voto significaría iniciar con más fuerza la épica de la Reconquista de la Patria, a la que los argentinos bien nacidos somos tan afectos desde 1806 en adelante, aún sin poder llamarnos argentinos por entonces.

Cómo sea, el regreso está en marcha.

Igual que aquella vez nuestro tesoro en oro termina en Londres, al menos en esa oportunidad el Virrey de turno intentó protegerlo huyendo. Hoy el virrey de turno lo entrega graciosamente.

El oro acumulado como reserva de todos los argentinos durante la década ganada, hoy descansa en Londres en custodia de las garras del poder financiero internacional.

Ese oro ya no financiará escuelas, universidades, computadoras para los pibes, hospitales, jubilaciones ni ayuda social. Ese oro hoy incrementa el patrimonio de los usureros internacionales.

Macri lo hizo.

En el embrión mismo de nuestra nacionalidad se encuentra el mandato de lucha contra la entrega a los imperios y sus gerentes locales.

Esta vez no será la exepción.

Hasta el 22 de octubre la lucha será cuerpo a cuerpo, ganar un voto al menos cada militante.

El teatro de operaciones es la cabeza percudida por el ácido lanático de tantos y tantas compatriotas. Los argumentos no alcanzan, la razón no es tierra fértil en esos territorios, son rehenes del odio inculcado, prisioneros de la mentira y víctimas también de su lógica de autodenigración. Podemos mostrarles una salida a tanta miserabilidad racista.

Con la épica con que un pueblo desarmado venció al ejército invicto de 10 mil hombres de su graciosa majestad británica en 1807 podemos volver a hacer historia y dar ejemplo de dignidad a los pueblos hermanos que nos seguirán el camino en la también pendiente Reconquista de la Patria Grande.

 

Juan Carlos Romero López

prensa@facepopular.net

4.3 (85%) 4 votes

Comentarios

comentarios