La ‘gatoterapia’: cuando tener una mascota mejora la salud

La ‘gatoterapia’: cuando tener una mascota mejora la salud

La empatía, el ‘sexto sentido’ para detectar enfermedades y las propiedades energéticas hacen de los felinos un aliado perfecto para el ser humano en determinadas circunstancias. Su ronroneo, además, puede ser relajante y ayudar a disminuir el estrés.

Un estudio médico de 2008, realizado en un período de 20 años, indica que los dueños de gatos tienen menos riesgos de desarrollar accidentes cerebrovasculares. Las personas que no tuvieron estas mascotas presentaron un 40% más de probabilidad de morir de un infarto. Los amantes de los gatos son menos propensos a desarrollar enfermedades crónicas como dislipemias —desequilibrios en el colesterol y los lípidos— o diabetes debido al aumento de los niveles de serotonina y la baja del cortisol en la sangre.

Estas cualidades se suman a las ventajas que tienen respecto a su autonomía, su limpieza y los cuidados que se le debe dar, explicó a Sputnik Francisco Cuatrecasas, especialista en medicinas complementarias y autor del libro ‘Gatoterapia’. Según Cuatrecasas, la clave de los beneficios de los gatos para el ser humano está en sus propiedades energéticas. En la dualidad yin-yang, los gatos buscan el yin, la energía negativa. “Eso no significa que sea malo”, matizó el terapeuta. Por ejemplo, al momento de dormir, tener un gato cerca puede ser beneficioso porque ayuda a conciliar el sueño.

Sin embargo, si una persona está realizando una actividad productiva, tener un gato cerca puede no ser la mejor idea. “Si estás trabajando y tienes un gato cerca posiblemente te de sueño, porque lo que van tomando ellos es la energía de la persona, porque buscan la energía negativa. En cambio, si estás cansado o estresado es positivo porque te va a relajar y te va a quitar los nervios”, dijo el especialista, director del Centro de Medicinas Complementarias Uimec de Madrid.

En personas enfermas o en adultos mayores, la influencia del gato es netamente positiva, ya que hace que “la persona se relaje y tenga menos preocupaciones por la noche”. Además, el ronroneo de los gatos cuando se los acaricia y se los tiene en la falda también tiene propiedades tranquilizantes. “Es un poco como el sonido que hacen en el Himalaya para abrir los chakras. El sonido gutural que se oye hace que el paciente se relaje y se encuentre mucho mejor”, precisó el autor de ‘Gatoterapia’.

Este puede ser el motivo por el cual se han popularizado los videos de gatos en internet y han prosperado las ‘gatotecas’, bares donde las personas pueden consumir mientras acarician un felino. Originales de Japón y conocidos como ‘cat cafés’, estos establecimientos se han expandido por el mundo.

Son sitios donde se va a tomar café y además hay gatos. Te los sientas encima, los acaricias y te relajas muchísimo. Es una costumbre que cada vez se está implantando más, ya que estamos viviendo en un mundo donde estamos todos súper estresados”, aseguró Cuatrecasas.

La empatía de estos animales los hace también un compañero perfecto cuando se está alicaído, cansino o de mal humor. Cuatrecasas aseguró que los gatos pueden detectar estos estados de ánimo y acercarse para acompañar al humano y gratificarlo. Además, poseen un “sexto sentido” que les permite detectar enfermedades.

“Cuando una persona está enferma, se dan cuenta de dónde está la enfermedad. Cuando un gato se pone encima de ti y en una zona concreta te pone las patas encima y te masajea, es porque están tratando de dar energía a una zona de tu cuerpo que está baja de energía”, indicó.

Fuente: Sputnik

 

Comentarios

Categories: Curiosidades
Tags: Gatoterapia