Lesbos: Gases lacrimógenos contra niños

Lesbos: Gases lacrimógenos contra niños

La policía griega usó este miércoles gases lacrimógenos contra refugiados e inmigrantes en la isla de Lesbos, a pesar de que entre ellos había unos 33 niños.
Muchos de ellos debieron ser hospitalizados, denunció la organización Save the Children, que definió como “inaceptable” el episodio.

Decenas de refugiados e inmigrantes del campo de acogimiento de Moria, en Lesbos, se vieron afectados por los lacrimógenos, tras una protesta en contra del tiempo que de mantiene detenidos a los niños que viajan solos y las condiciones en las que se los obliga a vivir.

Según la ONG, que cita reportes de “fuentes fiables”, decenas de refugiados, entre los que se encuentran 33 niños, resultaron heridos por el accionar policial.

“Si bien la situación era extremadamente difícil de controlar, el uso de la violencia contra los refugiados e inmigrantes no es nunca una respuesta aceptable, además de ser inútil”, afirmó Amy Frost, responsable de Save the Children en Grecia.

“Save the Children condena con fuerza el uso de gas lacrimógeno contra niños y adultos en el interior del campo de refugiados”, subrayó.

La protesta había comenzado el martes al mediodía, en la sección del campo donde se encuentran detenidos los menores no acompañados por adultos, durante una visita al lugar del ministro de Inmigración griego, acompañado de un funcionario holandés.

De acuerdo a testimonios recogidos en el lugar por la ONG, algunos menores incendiaron un bidón y después de haber tomado agua para apagarlo, los disturbios se propagaron al resto del campo. Mucho de estos niños -informa Save the Children- han sido retenidos en el campo de Moria durante semanas o meses, en espacios estrechos y en pésimas condiciones.

La salud de algunos niños y jóvenes ha empeorado. En esa reducida estructura, hubo incluso casos de robo y fuertes litigios entre los refugiados. Frost fue más allá al condenar la detención de niños inmigrantes que viajan sin acompañantes adultos.

“La detención de niños, en particular de aquellos que viajan solos, es inaceptable, especialmente si son retenidos por largos períodos, en condiciones deplorables, sin tener información acerca de su futuro”, sostuvo.

Subrayó, además, que “los niños están tan traumatizados por lo que han visto en sus países de origen como por lo que han vivido durante el viaje insidioso hacia Grecia”.

“Es chocante que Europa no sólo no los proteja de traumas y sufrimientos ulteriores, sino que continúe hiriéndolos”, sentenció Frosto. Save the Children, en colaboración con la ONG Praksis, gestiona estructuras de acogimiento de niños que llegan solos a Grecia. Uno se encuentra en Lesbos y el otro, en vías de apertura, en Samos.

Ambas estructuras son administradas en colaboración con las autoridades locales y según la ONG proveen una alternativa a la detención, garantizando asistencia y protección para los menores no acompañados.

Ansa

Califica esta publicación

Comentarios

comentarios