Presidente colombiano despide a García Márquez con fe en la paz

Presidente colombiano despide a García Márquez con fe en la paz

santos-despedida-graciamarquez

Londres, 22 abr (PL) El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reconoció al fallecido escritor Gabriel García Márquez como obsesionado por la paz en su país y mostró optimismo acerca del actual diálogo con representantes guerrilleros en La Habana

«No se te olvide la paz», cuenta Santos -en entrevista concedida en México y publicada hoy por BBC Mundo- que le dijo el Premio Nobel 1982 cuando él asumió la Presidencia.


Tras rendir homenaje a García Márquez en la capital mexicana -donde el narrador neogranadino tenía desde hace décadas su residencia y donde falleció el pasado jueves-, Santos aseguró que éste siempre lo estimuló a apostar por la paz, pues decía que «una Colombia en paz sería maravillosa».

El mandatario señaló que «hay gente que no quiere que yo sea exitoso en el proceso de paz», pero que precisamente esa meta es la que lo lleva a presentarse a la reelección.

«No soy amigo de la reelección pero me estoy presentando porque creo que tengo un deber: terminar este proceso», afirmó Santos, cuyo equipo gubernamental tiene sitio desde finales de 2012 en la mesa de diálogo instalada en Cuba junto a dirigentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

«Estoy muy satisfecho -aseguró Santos- con los resultados que hemos obtenido. (â��) Hemos avanzado mucho más de lo que se había avanzado en toda la historia de intentos de hacer la paz con las FARC-EP. En esta ocasión creo que vamos a lograrla», vaticinó.

El gobernante, quien se considera del «extremo centro» en el espectro político colombiano, algo así como una tercera vía, hizo votos por que no prosperen en Colombia la polarización y los odios.

Incluso denunció «una especie de neonazismo, de neofascismo»: muchachos con camisas negras y filiación derechista que sabotean sus actos de campaña.

De cualquier modo, Santos dijo esperar que no se caiga el proceso de paz de La Habana en caso de que él no sea reelegido en los comicios de este año.

De acuerdo con el dignatario, «no es fácil elaborar un proceso de esta naturaleza» puesto que ello requiere «tejer muy fino en muchos frentes»: recabar apoyo interno y externo.

En tal sentido, agradeció el respaldo de «todos los países del mundo» y el de diversos sectores de la sociedad colombiana, así como el de las propias fuerzas militares.

Advirtió, sin embargo, que hay quien trata de manipular a los cuerpos castrenses mediante rumores falsos.

Aceptó que se han cometido errores en las tratativas con las FARC-EP, pero sostuvo que es falso que haya falta de transparencia.

En todo caso, recordó que desde el principio se definió entre las partes que «nada está acordado hasta que todo esté acordado».

«Lo de la falta de transparencia es porque no hemos dado a conocer los detalles de la negociación. No lo hemos hecho precisamente porque no queremos que la gente empiece a opinar sobre apartes del proceso», explicó.

Santos recordó que el conflicto colombiano es el más antiguo del continente americano (más de medio siglo), con un saldo de más de 220 mil muertos y seis millones de desplazados.

Califica esta publicación

Comentarios

comentarios