Ya no está. Editorial 8 de mayo de 2016

Ya no está. Editorial 8 de mayo de 2016

Ya no está la moratoria jubilatoria, ya no está Tecnópolis, ya no está ProCreAr, ya no está Zamba, ya no está el aumento de las jubilaciones, ya no está el boleto a $3, ni está abierto el Centro Kirchner, ya no está el organismo para buscar nietos recuperados, ya no está Conectar igualdad. Ya no está nada de lo que la década kirchnerista trajo como reivindicación a un pueblo postergado por medio siglo.

Igual que el mago David Copperfield que hacía desaparecer trenes enteros en sus espectáculos, la Corporación Cambiemos a cargo provisorio del gobierno nacional hizo desaparecer todo trazo de recuperación de derechos. Todo lo que lleve la letra K, cualquier política Keynesiana por supuesto.

Tenemos una clave en dónde sostener la estrategia para iniciar la contraofensiva, desde el frente de batalla comunicacional: miles pagaban fortunas por ver los shows de Copperfield sabiendo que era todo mentira. Así funciona la cabeza de los que defienden aún a Macri, ese pensamiento mágico es el que deberemos desentrañar los comunicadores populares de aquí en más. La oportunidad es maravillosa, los espectadores del mago se están yendo desnudos del show.

El problema con la Corporación Cambiemos no es que te hunda el cuchillo, sino que te lo revuelva en el cuerpo. ¿Qué otra cosa es decapitar un ídolo infantil prodigio de popularidad, paradigma de la estima nacional, amado por los pibes que además con él educaban hasta a algunos de sus maestros?

No les alcanzó quitar todos los logros, además te escupen en la cara, con la sensación de impunidad que les dá saberse amparados por los saqueadores de afuera.

Otro de los trucos del mago era someter su cuerpo a una sierra gigante que lo cortaba por la mitad. Por supuesto el muchacho salía indemne, cómo si nada. Miles de compatriotas, aún están discapacitados para ver con claridad que ellos tampoco están en la cuenta de Cambiemos y que serán inmolados en su sierra siniestra, claro que ellos si serán cortados en pedazos.

Pero claro, todavía está Cristina, con ella aún no pudieron, y es alrededor de ella que se nucléa la resistencia a la plutocracia entreguista que nos somete, y que vino a vaciar el país cumpliendo órdenes extranjeras, las órdenes de los centros de poder financiero.

En la ofensiva contra todo vestigio emancipatorio en la región van por Maduro, por Dilma e irán ( que ya fueron) por Cristina.

La quieren presa, quieren si fuera posible ejecutarla como a Saddam o Khadafy, quieren que su ejemplo no cunda, que la posibilidad de gobernar para el pueblo se destierre del ideario de cualquier líder de otras latitudes.

Con ella no podrán.

 

Juan Carlos Romero López

Director Editorial

prensa@facepopular.net

http://www.facepopular.net/juancarlosromerolopez/

 

 

5 (100%) 4 votes

Comentarios

comentarios

Categories: Editorial